26 de Mayo de 2020
|   NOTICIAS LOCALES
Validación de procesos: estudios de reducción microbiana en envases tratados destinados a entrar en contacto con alimentos

 

La validación de un proceso es un estudio, documentado y consistente, que permite asegurar que un determinado proceso u operación, funcionando dentro de determinados parámetros, garantiza que el producto obtenido del mismo cumple con determinados requerimientos.

Los envases destinados a entrar en contacto con alimentos pueden ser fuente de contaminación microbiana de los productos que contendrán. Es por ello que, antes de su utilización, en la mayoría de los casos, se aplica un tratamiento de reducción microbiana para que no aporten ningún microorganismo al producto que los contendrá. Para ello, las láminas de los envases (films, tapones, …), antes que entren en contacto con el producto reciben algún tipo de tratamiento (térmico, UV, IR, peróxido, …), que debería validarse previamente, para asegurar que cumple con los requisitos establecidos.

La definición de la validación del tratamiento aplicado a un film plástico destinado a contener un producto alimentario, siguiendo lo indicado en el primer párrafo, sería, por ejemplo:

Estudio, documentado y consistente, que permite asegurar que un determinado tratamiento, funcionando dentro de determinados parámetros (una concentración de peróxido, una temperatura del formado, unas condiciones específicas de UV, IR, …), garantiza que la posible población microbiana presente en el film, se reduce en 4 logaritmos.

Para llevar a cabo la validación, una de las herramientas utilizadas es el Challenge test, que consiste en evaluar el comportamiento de uno o varios microorganismos inoculados artificialmente, ya sea en un alimento o en un envase, frente a un determinado tratamiento.

En Mérieux NutriSciences, disponemos de una colección de cepas de colección y salvajes para la inoculación de los envases. En función del tipo de producto que el envase va a contener y del tipo de tratamiento, se escogerá un tipo u otro de microorganismo. Asimismo, disponemos de surrogates (microorganismos con la misma termorresistencia que los patógenos, pero no patógenos) para realizar los estudios en las dependencias del cliente sin poner en riesgo el producto que se procesa.

Una vez escogidos los microorganismos, se debe diseñar: cómo se inocularán (máquina parada, en qué parte del film, …), cuántas muestras, cómo se realizará el muestreo (agua, producto, esponja, …) y cómo se evaluarán los resultados.

Ponemos a su disposición nuestra capacidad de trabajo, experiencia y conocimientos de nuestro equipo especializado para diseñar la validación, utilizando cepas y/o surrogates que permitan evaluar el tratamiento realizado en el envase.

 

Anna Torrent · anna.torrent@mxns.com
Food Science Center