24 de Noviembre de 2021
|   NOTICIAS LOCALES , LEGISLACIóN Y NORMAS
Nota interpretativa de AESAN sobre el etiquetado precautorio de alérgenos

 

El pasado 29 de septiembre la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publicó en su página web una nota interpretativa en relación a la armonización del etiquetado precautorio de alérgenos (EPA) en España.

Según establecen los artículos 9.1.c) y 21 del Reglamento 1169/2011, todo ingrediente o coadyuvante tecnológico que figure en su anexo II o derive de una sustancia o producto que figure en dicho anexo que cause alergias o intolerancias y se utilice en la fabricación o la elaboración de un alimento y siga estando presente en el producto acabado, aunque sea en una forma modificada, se indicará en la lista de ingredientes (o después de la palabra “contiene”, si no hay lista de ingredientes) con una referencia clara a la denominación de la sustancia o producto según figura en el anexo II del Reglamento y se destacará mediante una composición tipográfica que la diferencie claramente del resto de la lista de ingredientes, por ejemplo mediante el tipo de letra, el estilo o el color de fondo.

En relación al etiquetado precautorio de alérgenos (EPA), el artículo 36.3.a) del Reglamento indica que la Comisión adoptará actos de ejecución sobre la información relativa a la posible presencia involuntaria en los alimentos de sustancias o productos que provoquen alergias o intolerancias, teniendo en cuenta que dicha información no debe inducir a error al consumidor, no debe ser ambigua ni confusa y debe basarse en datos científicos relevantes.

Hasta la fecha la Comisión Europea aún no ha adoptado esos actos de ejecución, no obstante, podemos encontrar en el mercado productos en cuyo etiquetado se destacan los alérgenos enumerados en el etiquetado precautorio de alérgenos y otros que no lo hacen, por lo que es necesaria una uniformidad de criterios en el etiquetado.

Para cumplir con el principio fundamental de puesta en el mercado de alimentos seguros, de acuerdo con el Reglamento (CE) N ° 178/2002, en el marco del Reglamento (CE) N ° 852/2004, la empresa debe realizar procedimientos basados en los principios del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC). En el caso de que una empresa alimentaria en el marco de su autocontrol (APPCC) detecte la presencia de un alérgeno, el etiquetado precautorio de alérgenos perdería su carácter voluntario y debería aparecer en el etiquetado del producto que se comercializa.

Hasta que no se publiquen los actos de ejecución que regulen y armonicen la declaración del EPA a nivel de la UE, y considerando que tanto la presencia de un alérgeno (como ingrediente) como su posible presencia (inevitable) en un alimento suponen un riesgo para el consumidor afectado por alergias o intolerancias alimentarias, la AESAN establece que la forma en que se debe proporcionar esa información en ambos casos debe ser similar, por lo que debe indicarse de forma destacada y con una clara referencia al nombre de la sustancia alergénica tal como aparece en el Anexo II, tanto en la lista de ingredientes como en el etiquetado precautorio de alérgenos (“Puede contener alérgenos”). Sin embargo, mientras no se regule la mención relativa a la indicación del EPA, se permite una cierta flexibilidad en la mención a utilizar como, por ejemplo: "Puede contener trazas de alérgenos", etc.

Por otro lado, la AESAN considera que el etiquetado precautorio de alérgenos debe aparecer junto a la lista de ingredientes y con el mismo tamaño de letra, para que la información sea clara para el consumidor.

Maria Crespan · maria.crespan@mxns.com
Food Compliance Solutions