28 de Noviembre de 2019
|   NOTICIAS
La presencia de mercurio en pescado

 

La AESAN ha publicado las recomendaciones de consumo de pescado por presencia de mercurio

El mercurio, al igual que el cadmio y el plomo, son metales que se encuentran en determinadas aguas de los mares y océanos. Su origen más frecuente es la contaminación causada por determinadas actividades industriales. Estos metales van a parar al mar y se acumulan en determinados tejidos de los peces. Conforme un pez vive más años, la cantidad de metales acumulados, aumenta. Así, los pescados longevos (pez espada, tiburón, atún, marrajo, entre otros), tienen más cantidad de metales que los pescados jóvenes.

Las formas en las que se encuentra el mercurio en el agua son metilmercurio y dimetilmercurio. Tanto el metilmercurio como el mercurio inorgánico son genotóxicos in vitro, pero estudios realizados con animales en laboratorio y en humanos no han permitido concluir que sean genotóxicos in vivo.

Después de una ingesta oral, el metilmercurio se absorbe en el cuerpo mucho más rápida y ampliamente que el mercurio inorgánico, dada su naturaleza lipofílica, que hace que pueda atravesar fácilmente la placenta y la barrera hematoencefálica.

El metilmercurio afecta al sistema nervioso central en desarrollo, de ahí que el feto y los niños más pequeños sean los más sensibles a este metal. También se han observado efectos sobre la ganancia de peso corporal, la función locomotora y la función auditiva. Estudios recientes indican que presenta efectos inmunotóxicos en el desarrollo a bajas dosis, pero se necesita más información.

El mercurio inorgánico afecta principalmente al riñón, causando un aumento de su peso, aunque también puede afectar a otros órganos como el hígado, sistema nervioso, sistema inmune y sistemas reproductores y del desarrollo, pero a dosis mayores que en el caso del metilmercurio.

En consecuencia, la forma más tóxica del mercurio, y de mayor preocupación desde el punto de vista sanitario, es el metilmercurio. Las mujeres embarazadas, o que puedan llegar a estarlo, y durante la etapa de lactancia, así como los niños más pequeños, constituyen la población más sensible al mercurio

El Reglamento No 1881/2006 DE LA COMISIÓN de 19 de diciembre de 2006 por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos alimenticios, sitúa que la cantidad máxima permitida de mercurio en productos de la pesca por debajo de 0,5 o 1 mg/kg, según las especies.

La presencia de mercurio en un pescado a niveles superiores a los permitidos, según el artículo 19 del Reglamento 178/2002, obliga a retirar el producto del mercado, informar a las autoridades competentes e informar a los consumidores que puedan haber adquirido o consumido el producto.

Las recomendaciones de la AESAN por lo que refiere al consumo de pescado por presencia de mercurio pasan a ser:

 

  • Para población en general: se aconseja el consumo de hasta 3 - 4 raciones de pescado por semana, procurando en todos los casos variar las especies entre pescados blancos y azules.
  • Para la población vulnerable se precisa de recomendaciones más estrictas específicas para  las 4 especies identificadas con un alto contenido en mercurio: Pez espada/ Emperador, Atún rojo (thunnus thynnus), Tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera)  y Lucio.
    • Mujeres embarazadas, que planeen llegar a estarlo o en período de lactancia y niños hasta 10 años, evitar el consumo de esas cuatro especies.
    • Niños entre 10 y 14 años limitar el consumo de esas cuatro especies a 120 gramos al mes.

 

Tomando en consideración esta realidad, el grado de confianza sobre la ausencia de mercurio en el pescado es más bien baja, lo cual comporta necesariamente tener que implementar los controles pertinentes que permitan asegurar que todo el pescado que se pone en el mercado cumple con los niveles de mercurio requeridos, si no queremos poner a nuestra empresa en situaciones de crisis que pueden llegar a comprometer su viabilidad.

Podemos cuantificar el mercurio presente en el pescado mediante métodos de ensayo acreditados ISO 17015 (*).

(*) Puede consultar el alcance completo de nuestra acreditación ISO17025 accediendo a https://www.merieuxnutrisciences.com/es/

 

Anna Torrent · anna.torrent@mxns.com
Coordinadora de Productos de la Pesca

 

Olga Lahoz · Olga.lahoz@mxns.com
Departamento de Análisis y Ensayos