Identificar, controlar y gestionar las características sensoriales de un alimento es una actividad estratégica fundamental para todo producto alimenticio que aspire ser aceptado por el mercado y perdurar en él. Un panel de catadores expertos es la herramienta básica para llevar a cabo estas funciones.

Las características sensoriales de un alimento constituyen uno de los atributos de calidad fundamentales del mismo. Un alimento cuyas características sensoriales no satisfacen plenamente a sus usuarios, difícilmente es consumido con asiduidad y fácilmente puede ser sustituido por otro alimento.

 

Algunas de las funciones básicas de las características sensoriales de un alimento son:

  • dar al mismo un perfil propio que lo identifica.
  • diferenciarlo de sus competidores.
  • satisfacer las expectativas del consumidor y fidelizar su acto de compra,
  • justificar un precio diferencial superior al de los competidores.

Un panel de catadores expertos permite:

  • IDENTIFICAR las propiedades sensoriales del alimento.
  • VIGILAR que dichas propiedades se mantienen en el producto a lo largo del tiempo.
  • COMPARAR las propiedades sensoriales del producto con las preferencias detectadas en el mercado y con los cambios de estas preferencias con el paso del tiempo.
  • CONOCER Y MEDIR el impacto sensorial de todo tipo de mejoras y cambios (formulación, ingredientes, proveedores, tecnología, proceso, envases,….), evitando cambios no deseados en el producto.
  • VIGILAR, EVALUAR Y COMPARAR con los productos de la competencia.
  • CONTROLAR la evaluación sensorial a lo largo de la vida comercial.