La calidad de las aguas superficiales se controla para proteger la salud humana y proteger tanto la vida acuática como el medio ambiente. 

La expresión "agua superficial" se refiere a los diferentes tipos de agua en la tierra: torrentes, ríos, lagos, marismas y agua de mar. Por lo tanto, son diferentes de las aguas subterráneas que fluyen por debajo de la superficie terrestre, en el suelo o rocas en forma de acuíferos. Mérieux NutriSciences ofrece muestreo y análisis de agua superficial y tratada para suministro público, cumpliendo plenamente con la legislación internacional y las normas medioambientales.
Los estándares de calidad del agua pueden variar según el país y el uso final.

El seguimiento de la calidad de las aguas superficiales permite: 

  • garantizar la seguridad del agua

  • evaluar el impacto de las aguas residuales derivadas de actividades agrícolas e industriales

  • vigilar la contaminación del agua

También le puede interesar